Soy una canta-autora y ciudadana del mundo. Nacida y criada en España, con raíces en Inglaterra, Bélgica y los EE.UU.

Mi formación y experiencia profesional en derecho, negocios y comunicaciones internacionales nunca han interferido con mi prioridad de estar vinculada con la música. Nunca ha sido "negociable".

Empecé estudiando canto con Robert Jeantal, al que contacté después de verle dar clases a Alejandro Sanz en Televisión. Cogí un disco suyo de mi cuarto y hablé con la productora. Ahí empezó todo.

La música siempre ha sido parte indispensable de mi vida. Desde bailar rock'n'roll de pequeña con mi padre, a tocar el piano con mi madre y cantar emocionada en mi cuarto. Ver al profesor de canto de Alejandro Sanz en la tele me hizo decidirme. Nunca imaginé que acabaría contándole esto en persona a Alejandro Sanz.

Comencé como cantante rockera de jam sessions, aprendiendo que la música carece de barreras estilísticas. Cuando estábamos tocando y cantando, sentía que no importaba el sexo, el color ni la forma. La pasión por la música nos ponía a todos en el mismo sitio. Fue una sensación inigualable, potente y liberadora. Canté con la banda Perversions durante diez años, mientras alternaba mi faceta de cantante con mi trabajo en el mundo de los negocios internacionales, una labor muy exigente en todos los sentidos. Pero aún así no dejé la música.

Mi trabajo la lleva hasta Londres, pero, en la cúspide de mis aspiraciones laborales, la música pudo más. Lo dejé todo para entrar en una escuela de música moderna. El cambio no fue nada fácil, fue una transición radical. Trabajé duro para sacar adelante los estudios y extraer lo mejor de aquel aprendizaje. Entonces decidí volver a Madrid y empezar mi proyecto personal. Junto al guitarrista Iván Díaz grabé en Londres mi primer EP "Just Be", en el que, inspirada por unas fuertes raíces soul y Rhythm'n'Blues, bebí de las músicas del mundo nutriéndome también de otros estilos -bossa, funk, latin jazz o, incluso, country.

Gracias a aquel EP logré un sueño dorado: una beca para estudiar en Berklee College of Music en Boston (EEUU), donde me rodeé de gente increíble para aprender lo que nunca había imaginado. Entre multitud de artistas, conocí a mi querida amiga y mentora Sole Giménez, con quien empecé a cantar de nuevo después de una pausa en la música, colaborando en la grabación de su tema “La mujer que mueve el mundo” junto a otras maravillosas artistas para el disco de Avanzadoras de Oxfam en homenaje a mujeres que avanzan y hacen avanzar; y a mis queridos amigos y mentores - al genio educador, artista y humanitario Danilo Pérez y a su mujer Patricia Zárate Pérez, saxofonista, músico-terapeuta y mujer de negocios. Con ellos mi relación con la música cambió por completo. Me di cuenta de lo que me faltaba para estar preparada. No se trataba de mi, sino de que yo era un medio para proporcionar un mensaje, unas sensaciones y emociones. Lo descubrí en nuestro primer viaje de intercambio cultural juntos a Africa. Allí fue donde nació mi pasión por la musicoterapia. He trabajado en Boston y en Panamá con niños con necesidades especiales a través de la Fundación Danilo Pérez, así como en el Hospital del Niño, hogares de personas de edad avanzada y FANLYC.

Finalmente este 2017 vuelvo a la carga con el EP “Moksha”, grabado en el estudio de Yak Bondy en Londres, The Record Company en Boston y en el estudio de Joey Blake. Producido por Yak Bondy, Joey Blake y Javier García Escudero, el disco contiene seis canciones que ofrecen un panorama abierto y apasionante. Espero disfrutéis de lo que escuchéis y veáis por aquí. Love, Sophie